Reflejos en un Espejo Chino

* Francisco J. Vargas


Columna #18: Cómo Hacer El Primer Millón

Dicen que hacer el primer millón es lo más difícil. A menos, claro, que sea usted gobernante, congresista, ministro o policía.

A mí todavía me faltan algunos pesos para completar el primer millón de dolarucos (bueno pues, me falta todo el millón), por lo tanto no puedo presumir de experiencia propia en el tema. Pero sí le puedo decir un método chino para hacer dinero. Ya sabemos que para eso son las experiencias ajenas, para usarlas como atajo para llegar más rápido a nuestro destino. Este método está basado en los principios militares de el ajedrez chino, diseñado para guiar a quienes buscan acumular una fortuna. Lamento no haber sabido este método cuando yo tenía quince años, pero a lo mejor usted o sus hijos pueden aprovecharlo mejor.

Con este método se va acumulando dinero igual que se juega ajedrez o se libra una batalla: La idea es ganar el juego (o la guerra), no nada más los primeros movimientos (o la primera batalla.)

Primero que nada hay que tener un método para derrotar al oponente. Si el ajedrecista no sabe hacer planes, de seguro sus primeros movimientos serán erráticos y el oponente se aprovechará de esto. Planear largo quiere decir saber detectar las oportunidades y saber aprovecharlas.

Cuando los chinos inventaron el ajedrez - ésta no lo sabía usted, ┐eh? - diseñaron un tablero con 64 cuadros. Este número corresponde a los ocho trigramas del taoísta I Ching, multiplicados por ocho, lo que produce 64 hexagramas. Estos hexagramas son el símbolo de los cambios que, según el taoísmo, produce toda en el universo. O sea, el principio de la relatividad.

┐Por qué 64 cambios y no 128, o más? Pues porque según los chinos ese número de cambios excede ya la capacidad de explicar todo en la vida del ser humano, por lo tanto no hacen falta más. Igualmente, al tablero de ajedrez no le hacen falta más de 64 cuadros. Este tipo de ajedrez, popular en Occidente, ya casi no se usa en China, pues se descubrió que su práctica desquicia la mente del jugador. (A Torre, el criollo mexicano campeón mundial a principios del siglo XX, le dio por hacer un acto lúdico de table dance en público u encuerado, en un tranvía neoyorquino.) Pero para entonces el juego ya había sido aprendido por viajeros de India, Persia, y otros países.

En China se practica el ajedrez con los mismos principios militares de antes, pero el tablero tiene ahora otra forma y en vez de 16 piezas por bando se utilizan cientos de pequeñas bolitas. Pero como en el antiguo ajedrez, la raya del medio aún separa los dos contendientes: Es la línea que separa a dos ejércitos antes de empezar el combate.

El tablero convencional sirve también para enseñar principios de dinero y cómo levantar una fortuna familiar con poco capital. Dicen en China que hubo una vez un hombre muy rico. Un buen día le dio a su joven hijo una simple moneda de cobre y un consejo. Le dijo que por él, el muchacho se podía malgastar todo el dinero de la fortuna familiar y jamás se lo reprocharía. Sólo le pidió a su hijo que el día que cumpliera veinte años pusiera la moneda en el primer cuadro del tablero de ajedrez. Después, tenía que doblar exponencialmente la cantidad cada año: dos monedas en el segundo cuadro, luego cuatro monedas en el tercer cuadro, etcétera. El padre dijo estar seguro que para cuando el hijo cumpliera cuarenta años, tendría tal fortuna que no sería capaz de gastarla mientras viviera.

Naturalmente que es el principio lo que cuenta, no el valor de la moneda. Se pueden multiplicar por igual dinero que productos, negocios, casas, etcétera.

PARA MORIRSE DE RISA:   La primer semana de abril 1998 es la fecha señalada por Caspar Weinberg - secretario de Defensa durante siete años en la Administración Reagan - en su libro "The Next War" para la invasión de Corea del Sur por Norcoreanos. Sueño guajiro.

El buen Caspar - o quien le platicó el escenario - se equivocó de cabo a rabo en cuanto a la fecha, pues los gringos andan en este momento ocupados queriendo bombardear de nuevo a Irak y ni quién se acuerde de los coreanos.

También predice Caspar alegremente, que el 7 de marzo del año 2003 los americanos invadirán México. Bah. Cuando su libro salió a la luz hace más de un año, los políticos y analistas babosos y criollos en este país se "enfriaron" ante la posibilidad de que tropas americanas pudieran ocupar México, pues no sería la primera vez. Y el que se quema con leche, después hasta al jocoque le sopla.

Y como el citado libro tiene un prólogo escrito por "la dama con pantaletas de fierro," la pecosa inglesa Margaret Thatcher -y no veo el valor en ello, del prólogo, no de las pantaletas-, hay quien se creé que soldados invasores entrarán a bayoneta calada por la frontera norte.

Pretextos no les faltarían a los vecinos del norte: Continuos brotes guerrilleros en México, secuestros de extranjeros, el contrabando de droga, asesinatos políticos, emigración ilegal hacia Estados Unidos, corrupción oficial, y más travesuras similares en este patio trasero de los USA.

Pero cuando una potencia militar anuncia un ataque a otro país es porque, usualmente, la operación ya no se llevará a cabo. Además, la supuesta invasión a México forma parte de escenarios de guerra hipotéticos hechos por militares y políticos estadounidenses en lo que ellos llaman "juegos de guerra.'' Sí, hasta la guerra se trivializa en otros países. Sólo el matar animalitos los asusta, bombardear humanos es otra cosa.

De que los planes para invadir México existieron y existen no hay duda, ya que de acuerdo a la estrategia militar china los países que comparten fronteras son enemigos naturales. Principio demostrado hasta la saciedad por los USA y México.

Así, al cruzar la frontera hacia Gringolandia los automovilistas mexicanos tienen que pasar lentamente, y uno a uno, un angostísimo y bardeado paso de concreto, lo que imposibilita la entrada física violenta hacia ese país. En tanto los criollos de acá, nacos de bandera, ensanchan la entrada a los vehículos extranjeros que entran a México. Después de todo ellos entran a dejar dinero, ┐no? Imagínese un conflicto armado, entrarían por vía rápida que ya les hicieron los criollos. Para ser pendejo no es necesario aprenderlo en la escuela.

Pero, el Oriente es ya un peligro militar enorme e inesperado para Occidente. Les podría suceder a los americanos lo que en el cuento chino del ostión y el pescador: Se asoleaba un ostión en la playa, y un pájaro acercó su pico a la concha para comérselo. El ostión se cerró, aprisionando el pico del pájaro. Empezaron a forcejear, y las horas pasaban. En ésas estaban, cuando pasó un pescador, !y se llevó a los dos!

Así, mientras los vecinos estaban entretenidos haciéndole la vida pesada a los inmigrantes ilegales mexicanos, se les colaron los orientales -chinos, coreanos, vietnameses, filipinos, japoneses, indios occidentales, etcétera-, por la puerta abierta. Y ellos no quieren trabajo únicamente como los mexicanos, no. Los orientales demandan tierras y participación en la economía.

Un sólo país, China, puede poner hoy mismo en pie de guerra un ejército bien entrenado, superior a los 200 millones de soldados (reservistas incluidos) en adición a su capacidad nuclear. Aparte están los soldados vestidos de civil que ya están en Occidente, con computadoras en vez de fusiles, y cada uno puede formar una familia de cien miembros entre hijos, nietos y biznietos y sus familias. Ese problema militar de seguro va a terminar en guerra mundial. Y acuérdese que tan peliagudo dilema militar no lo predijo Caspar, ni la Thatcher, ni sus computadoras y juegos de guerra. Se lo digo yo.

Así que devuelva su boleto: Siempre no habrá invasión a México.

ESTRATEGIA CHINA:   Llega a México el fin de una era política manejada por civiles y que empezó con Miguel Alemán: El PRI en el poder se acaba.

Desde luego que los priístas se irán del poder en la misma forma que accedieron al mismo: a balazos. Por siete décadas han regando el suelo nacional con la sangre de opositores e indígenas, con la de Colosio, Madrazo padre, y Ruiz Massieu. El tristemente célebre PRI es, después de todo, una dictadura imperfecta. Por eso se muere.

Más en vez de alegrarnos, preparémonos para las consecuencias: Los que vendrán después a gobernar serán peores. Si los priístas son ineptos y ladrones, los mochos que vienen detrás van a terminar con nosotros. ┐Ejemplos?

El retrógrada PAN(ucho) está asociado -son uña y mugre- con el Clero y el Opus Dei. El alcalde cap[italino, el Tatita Cuauhtémoc Cárdenas, del PRD, ostenta una educación jesuita. Está estrechamente ligado a los entreguistas y porfirianos panistas, aunque gobierna como PRI(ísta) de solera, pero con sombrero del PRD. El mismo PRI, con obsesión suicida, amenaza con nominar a otro funcionario criollo inepto y ladrón, José Ángel Gurría, para candidato presidencial.

Los demás políticos haciéndola de "oposición leal" -en todos los partidos son los mismos criollos explotadores- están por el estilo: Son del mismo grupo étnico, la única diferencia entre ellos es que los no-priístas todavía no le han metido mano al Erario nacional.

Y por el lado de los opositores dizque rebeldes, imagínese qué pasaría aquí si Marcos (también educado por jesuitas y del mismo grupo étnico en el poder) llegara algún día al poder: Un Rayito de Luna en Los Pinos. El simple hecho de autollamarse "subcomandante," más que su capucha, lo delatan como un sujeto tan calculador como cualquier criollo priísta, a pesar de sus discursillos populistas.

Como en todo lo demás, en política también estamos fritos los habitantes de este país, ni duda cabe. Sin embargo, el crimen político del PRI ya es histórico y ni cuenta se han dado sus miembros, ocupados como andan en cascarear puestos en el gobierno. Las futuras generaciones de mexicanos, no hay duda, habrán de calificar como traición a la patria el crimen del partido oficial.

Sí, crimen. Porque crimen es que el descontento del pueblo con el PRI se refleje en las candidaturas obtenidas por los oscurantistas conservadores, y otros partidos. Crimen es que los votantes se vean obligados a demostrar su malestar ante la prepotencia del gobierno actual dando su respaldo ciegamente a cualquier partido opositor.

Más que una forma de castigo electoral a los malos gobernantes, esta actitud del pueblo es un signo de su impotencia, ya que la gente no sabe exactamente qué representa, por ejemplo, el PAN. El ciudadano común olvida que los conservadores criollos aliados al Varicano fueron precisamente quienes trajeron a Maximiliano, apoyaron a Iturbide, respaldaron a Porfirio Diaz, y fueron una de las causas de la Revolución y la Cristiada. Y ahora un pueblo enojado con sus gobernantes recibe a sus enemigos naturales con los brazos abiertos.

De ese crimen político, más que de otros, es culpable el PRI.

Con su voracidad incontenible de riqueza y poder, los "liberales" criollos priístas han forzado a la gente a aceptar como sus salvadores a lobos disfrazados de ovejas: La Banca, los empresarios, el ejército traidor al pueblo y la Iglesia.

Otro problema en puerta es que los políticos criollos de cualquier otro partido van a meter la mano hasta el hombro y robar todo, todavía más que los que salen, pues llegan más hambreados de riqueza y poder. Aparte de meter también la pata gobernando, como los priístas, claro. Si ahorita nos rasgamos las vestiduras ante las tropelías del PRI, los que vienen arriando no nos dejarán ni calzones qué rasgar.

┐La solución?

Acuérdese de ésto: Si ahorita nos cae mal el PRI, ya aullaremos en despoblado con un panista o perredista de procónsul en este país ocupado por los criollos. Vendrán curas de gobernadores y alcaldes, y estaremos de vuelta a la Colonia y su Maldita Inqui$ición.

Podría pasar en México lo que en Irán con el diabólico Ayatollah, pues los mochos no son diferentes en su fanatismo religioso. Ahí están las barrabasadas del talibán en Afganistán como ejemplo, y aquí los obi$pos y mochos en el gobierno se irán sobre mujeres abortistas y contra la indiada.

Y es que nunca será bueno mezclar religión y política. Además, a pueblos como al nuestro no les van los excesos religiosos impuestos por el Estado.

Educado que fui en el sistema laico mexicano, no me gustaría que la Igle$ia empezara a decirle ahora a mis hijos pendejadas como que el condón es una "farsa." La Igle$ia debería preocuparse más por los putos y maniáticos sexuales en sotana, y menos por el pene de los laicos. Tampoco me gustaría que la Iglesia nos dictara qué libros leer, o cuántos hijos tener. La religión y la ciencia no caben juntas en las aulas, y cualquier religión es un grillete mental. Lo sé por experiencia propia.

Y hay más: Bajo un sistema político conservador, la clase trabajadora sufriría hasta lo indecible y la influencia extranjera en asuntos nacionales alcanzaría niveles intolerables. Pero el hombre no aprende de la experiencia y tropieza repetidamente con la misma piedra. Y es que a los criollos gachupines no les conviene que los conquistados y jodidos sepan votar, pues elegir gobernantes adecuados es como cultivar flores: Hay que identificar y destruir las que son venenosas.

Y como los políticos que llegarán serán seguramente parientes de los que se irán, querrán también que sigan ignorantes los votantes. Los tontos son más fáciles de gobernar.

Aunque en México los "electores" no son los que votan, sino los que deciden atrás de bambalinas quién ganará manipulando los votos en recuentos y computadoras. De cualquier manera, el PRI se muere. Y su funeral va a ser una pachanga a nivel mundial.

METAFÍSICA:   Me pregunta una persona si es posible usar el ritual chino básico - quemando un billete con su nombre y petición escritos en él- para grandes empresas. Creo que vale la pena compartir la respuesta con los lectores.

Pues bien. Es posible, pero hay rituales chinos para nueve niveles de fuerza, y los primeros tres niveles son básicos. De éstos, el primer ritual sirve para solucionar el noventa por ciento de problemas personales. Ésto es, cuestiones de trabajo, de dinero, sentimentales, y demás. por lo tanto, no hay gran peligro de retribución desde el más allá.

El segundo nivel (semisecreto) es más fuerte, del tipo usado por los sacerdotes católicos para ayudar a los poderosos. Pero aquí ya se suscita un problema mayor: En este nivel el oficiante se puede topar con gente bien protegida esotéricamente y corre el riesgo de ser poseído por entes negativos provenientes del más allá (demonios y espíritus malignos, pues). Aquí sí existe el peligro de retribución. Cuando eso sucede es necesario exorcizar al poseído. Aún los curas carecen de tal conocimiento, pues la Igle$ia católica no permite que sacerdotes con rango menor al de obi$po oficien exorcismos pues hay que dominar el ritual chino básico (secreto) para expulsar de la persona a los espíritus, ya que éstos son muy fuertes.

Oficiar exorcismos es obligación de los obi$pos. El Vaticano, como ciudad, cuenta con cuatro exorcistas oficiales. Por cierto, uno de ellos reveló hace ocho años que el actual Papa ha realizado ya varios exorcismos intramuros. Este Papa polaco ya era famoso por sus exorcismos desde cuando fue obi$po y cardenal.

Como se ve pues, no es recomendable que una persona sin conocimiento metafísico intente hacer rituales chinos más allá del primer nivel. Es más seguro limitarse a pedir a los dioses cosas para él y su familia. Para la mayoría, eso es más que suficiente.

COMO MÉXICO NO HAY DOS:   Cada que hay damnificados en este país, el gobierno criollo se hace el sordo. Van el procónsul y gobernadores (sin faltar los generaletes verdes a su lado) a darles una vueltecita a las víctimas para salir en la televisión. Y ya. La gente pobre dona mercancías y dinero, pero casi nunca llegan a manos de los necesitados. El dinero se queda en cuentas bancarias de las asociaciones "caritativas,'' pues nunca hay gente ni vehículos para movilizar la mercancía que siempre acaba en tiendas de criollos.

Y los tequileros y cerveceros, que tan lujosas pachangas dan para invitar a sus parientes de España y miembros de la familia real de allá, ┐por qué nunca donan dinero para los damnificados? Si hacen a los pobres las principales víctimas del alcohol, ┐por qué nunca les regresan algo de tanto que les esquilman?

Pues porque los gachupines son muertos de hambre.

ARTES MARCIALES CHINAS:   La razón porqué los cuicos son tan desalmados en su forma de golpear a los ciudadanos es que están mal enseñados. Sus instructores en artes marciales piensan equivocadamente que su función es enseñar a romper huesos y matar gente. Debido a esta falta de buenos maestros se ha entendido mal la función de las artes marciales en la sociedad moderna.

Como policía, ya no hay que matar gente a golpes, pues para eso están las armas de fuego, sólo hay que saber controlar rijosos. Si los genízaros son violentos, es por la deficiente enseñanza que reciben.

Ese problema hay que solucionarlo en su raíz, no en la superficie.


* Master, Estrategia Militar China

E-mail: visionpf@direct.ca


left arrow.gif - 83 Bytes  Col #17 up arrow.gif - 83 Bytes   Home up arrow.gif - 83 Bytes Columnas right arrow.gif - 83 BytesCol #19 

 

Copyright © 1998, Francisco J. Vargas