Reflejos en un Espejo Chino

* Francisco J. Vargas


Columna #103: ┐No qué no Tronabas, Pistolita?

Los hermanos Salinas de Gortari, Raúl y Carlos, son el mejor ejemplo de gobernantes ladinos pillos y asesinos gratuitos que se retiran a comprar de todo con el dinero robado a los ciudadanos, menos lo que en verdad necesitan: Suerte.

O al menos la suerte que compran o les venden no es la que verdaderamente necesitan. Especialmente si su protectores en cuestiones metafísicas son charros negros vaticanos.

Veamos. La familia Salinas buscó la presidencia con loca obsesión desde que el padre de CSG fue secretario de Estado. No sabían que obtenerla sería su perdición y que eventualmente quedarían mucho peor que antes de alcanzarla. El padre de CSG falló en obtener el trono tricolor, pero el hijo lo logró. Aunque para ello el sinvergüenza Manuel Barttlet haya tenido que "tumbar" a la brava el sistema de computación de votos y darle a CSG un "triunfo" edificado sobre el vil fraude electoral. A costillas de Cuauhtémoc Cárdenas, quien ahora sabemos hubiera resultado peor.

Pero hoy por hoy los Salinas están peor que hace diez años, pues si antes de alcanzar la presidencia no tenían a un miembro de la familia en la cárcel, ahora lo tienen. Y súmele que Carlos anda prácticamente a salto de mata y está a punto de ser interrogado por autoridades federales en relación con el origen de los cientos de millones de dólares escondidos en Suiza por el Hermanísimo y acerca de los pasaportes falsos utilizados por este último para hacer los depósitos ilegales. Se sospecha que CSG ordenó a Manlio Fabio, ex-gobernador, ex-senador y ex-subsecretario de Gobernación, echarle una mano a Raúl en la obtención de dichos pasaportes falsos, pues en México para eso están los gobernadores y legisladores mexicanos: Para violar la ley más descaradamente que como lo hace cualquier criminal.

Cabe agregar que en el asunto de los millones de dólares clavados por Raúl en Suiza, las autoridades mexicanas, encabezadas por miembros ladinos del mismo grupo étnico de los Salinas, anduvieron buscando atenuantes para no dañar a los pillos. Y ni así escapó la yunta de ladrones al oprobio y al repudio de todo un país.

Claro que planear un robo a la escala del que intentaron los Salinas, y luego transportar exitosamente esos planes a la práctica, no es la misma cosa, pues se necesita mucha inteligencia para lograrlo. Y aunque son corruptos de raza, ninguno de los Salinas tiene ese nivel de inteligencia. Tenían grandes planes, pero les tronaron en las manos por incapaces.

Alcanzar la presidencia mexicana no fue para los Salinas el triunfo que imaginaban, sino apenas el comienzo de un peligroso viaje sin retorno en un camino minado por ellos mismos con sus porquerías y soberbia. Y con su poca materia gris en el cerebro. Nunca desearon el poder para servir al pueblo, sino para hacer dinero ilegal a manos llenas y a costa de más lágrimas de los mexicanos. Para su desgracia posterior, oh ironía, se les concedió lo que querían.

Entre el dinero sucio colectado por Raúl por comisiones en negocios hechos por empresas extranjeras y nacionales con el gobierno mexicano (ahí están la basura de radares que Raúl negoció para los aeropuertos internacionales, los equipos inservibles de Teléfonos, la leche radiada y el frijol apto solamente para consumo animal que les endilgó a los pobres, etcétera), y el dinerito que por su propio lado colectaba CSG, se juntaron muchísimos millones de dólares que hoy están depositados y "congelados" en Suiza. Bien dicen en China: "El hombre siempre desea mucho mas de lo que necesita."

Porque sabrá usted que cuando CSG era el mandamás en la nación, sus giras de trabajo incluían juntar secretamente en cada lugar a los empresarios mexicanos que hacían cualquier tipo de negocios con el gobierno y exigirle a cada uno cien mil dólares de "cooperacha." Este cabrón no era presidente, era extorsionador diplomado. Igual de pillo que el Hermanísimo, pero con la banda tricolor en el pecho. Así, gobernantes o cuicos, es como les gusta a los ladinos mexicanos robar.

Ya sabemos que CSG también hipotecó el futuro del pueblo mexicano al signar el leonino pacto del TLC con los USA que redundó en su provecho personal y el de los gringos. ┐Pero con qué ventajas para el pueblo mexicano? Bueno, ningunas, pero el pueblo que se aguante mientras los vampiros ladinos-judíos-criollos le chupan la sangre.

Por eso al dejar la presidencia CSG se rodeó de aviones jet, mansiones y sirvientes a granel. Le sobraba el dinero. Pero no la buena suerte. Y así como a JoLoPo le fue mal con su enfermedad a pesar del montonal de millones de dólares que nos robó, a CSG le cayó la sal desde el momento en que le entregó el trono a Zedillo. Esa mala suerte fue, créalo o no, producto de aquélla buena suerte inicial que CSG tuvo al alcanzar la presidencia, pues la buena suerte engendra finalmente a la mala suerte.

Aparte de todo lo anterior, ni CSG ni nadie en su gabinete dominó los puntos finos de la fisonomía militar, de otra manera habrían sabido que Zedillo lo iba a perseguir. Trataron los hombres de Salinas de penetrar en la personalidad de Zedillo con estudios sicológicos, pero ese método tiene muchas lagunas, de manera que CSG quedó en manos de alguien más cruel que el, si tal cosa fuera posible. Qué lo es.

Además, los espíritus de los opositores políticos asesinados por orden y con autorización de CSG, más los espíritus particularmente encanijados de Colosio y Ruiz Massieu, de la sirvienta fusilada, y de las culpas de los padres y abuelos del enano, pudieron haber condenado a los Salinas. Acuérdese que los gobernantes ladinos mexicanos ignoran la existencia de secretos esotéricos para evitar que sus propias familias sufran las consecuencias de sus actos de gobierno.

A los Salinas les sucedió lo que a muchos que se sacan el premio mayor de la Lotería: Al poco tiempo quedan peor que cuando eran pobres.

El caso es que Raúl y Carlos andan arrastrando la cobija feamente y causando penas propias y ajenas a causa de una fatídica llamada telefonica que le grabaron a Raúl.

Hasta un niño de pecho sabe que los teléfonos de las prisiones de mediana y alta seguridad están intervenidos legal o ilegalmente pues las autoridades deben saber de qué hablan los pillos enjaulados. Pero después de que Carlos asistió a una entrevista televisada en la capital y declaró que ignoraba el origen de los mentados millones de Raúl, este último y su hermana Adriana alegremente empezaron una conversación telefónica. La hermana ni se imaginaba lo que le esperaba a la familia, porque Raúl se arrancó de frente y rápidamente encueró a CSG como cómplice ladrón de los dineros ilícitos clavados por el Hermanísimo en bancos suizos.

A sabiendas de lo que decía y hacía, Raúl también acusó en esa conversación a CSG de traidor y cobarde "por no hacer más esfuerzos públicos" para defenderlo. Y todo quedó grabado. Por eso sabemos de la ruinosa plática-acusación.

Nomas faltó, para completar el linchamiento, que Raúl relacionara a Carlos con la muerte de Colosio. Fueron las suyas palabras de un resentido dando rienda suelta a sus emociones, y en busca de desquite. Dicen en China: "Te mata el que está más cerca de ti." Y a Carlos finalmente lo mató la única persona que podía hacerlo a cabalidad: su brother Raúl.

Es posible imaginar entonces que las autoridades zedillistas le hayan prometido la libertad a Raúl, a cambio de entregar a Carlos, y que les haya tomado la palabra pensando que casi seis años de estar enchiquerado es suficiente castigo. La cuerda que une la fraternidad no es muy resistente y usualmente tiende a romperse a los primero jalones. Raúl no es el primer hermano de la historia que traiciona a otro.

Además, la libertad es deseada por los prisioneros aunque haya que involucrar a otros, de ahí que exista el programa de testigos protegidos copiado a los gringos.

Porque no es creíble que Raúl ignore que CSG dice lo que dice en publico acerca de el porque tiene que mentir para proteger el secreto de la familia.

Raúl lo sabe.

Pero si entregó a Carlos fue también porque este cuate es mal líder y no supo darle soporte sicológico adecuado al preso. Al contrario, Raúl dice que Carlos lo atosiga exigiendo le entreguen los millones de dólares del botín. Empezó a imaginar el reo, con razón o sin ella, que pasaría el resto de su vida pudriéndose en asquerosa celda mientras Carlos vive y derrocha como el Sultán de Brunei.

Y el tonto de la familia finalmente explotó.

Sus crímenes alcanzaron pues a los Salinas.

Porque entiendo que al final de cada administración priísta haya habido chivos expiatorios para galvanizar y atraer cual pararrayos el odio popular despues de cada saqueo sexenal al tesoro publico.

Entiendo que, por ejemplo, Díaz Serrano, El Negro Durazo y La Quina hayan terminado con sus huesos en la cárcel en lugar de peces más gordos.

Pero nadie puede dudar que si Raúl terminó tras las rejas es porque así lo quiso consciente o inconscientemente Carlos. Pudieron haberle echado a los leones a cualquier secretario de Estado y no a Raúl, ya que todos, absolutamente todos tienen cola que les pisen.

┐Qué pasó entonces?

Pues a lo mejor Carlos quiso castigar a Raúl por problemas personales entre ellos. Lo malo es que los chivos expiatorios priístas citados anteriormente tenían fortaleza mental para afrontar la vida entre barras de acero. Raúl obviamente nunca ha tenido fuerza emocional tal.

(La culpa es también de legisladores, procuradores y jueces, directores de periódicos y dueños de cadenas de televisión y estaciones de radio, quienes esconden la verdad de los magnirobos a los ciudadanos a cambio de sus pinches concesiones. Y después nos tenemos que enterar de eso a través de escándalos de familia. Porque para saber en México algo de la corrupción priísta, hay que buscar en hemerotecas extranjeras, hágame el cabrón favor. Aquí no hay información pública, ya que sus hermanos étnicos en los medios les solapan todo a los gobernantes. Todos ellos, los mangoneadores, son ladinos-judíos-criollos coludidos para explotar al país y a los no-ladinos en aras de su propio provecho.)

Y claro, CSG se puso blanco al enterarse en Espanha del inesperado y artero golpe fraterno. Nunca le había visto yo su rostro tan alterado por el pánico. Probablemente pensó, con lógica, "ya le llegaron al precio a mi carnal." Porque sólo ellos dos saben los secretos que esconden sus negros corazones y a lo peor se ocultan esqueletos mucho más comprometedores en el closet de los Salinas.

Y aunque CSG compro igualmente muchas lealtades que causaron traiciones mortales cuando el fue presidente de Mexico, la traición de Raúl es tan incómoda como innecesaria. Pero no saber estrategia militar de alto nivel hoy día es peligroso para un mandatario.

El amor de familia cegó a Carlos mientras fue presidente y no entendió que Raúl no es un hombre para grandes empresas, ni para aguantar por su cuenta la presión que rodea al que tropieza en la comisión de un delito. No se le puede confiar mucho a una persona así, ni dividir el reino con el. Por eso pasa lo que está pasando.

Claro que también es mala leche de Zedillo, Fox y Azcarraga-3 (el Multiplicador de Caca), confabularse para revelar esa conversación a todo México. Aunque bien es cierto que había que defenderse de los ataques del enanín.

Pero en Televisa jamás se hubieran atrevido a darle cuerda a la noticia sin antes recibir plenas garantias de protección de parte de Zedillo y de Fox. Porque los colmillos venenosos de la serpiente salinista todavía están intactos.

Eso si, dar a la luz pública esa grabación fue una jugada maestra de expertos en la intriga y el desquite. No andaba tan errada Adriana cuando llamó "desgraciado" al delator que entregó las grabaciones para su difusión pública, posiblemente refiriendose a Zedillo. Pero bueno, "El que a hierro mata......"

Aquí el que menos mérito o culpa tiene en el asunto fue el "mensajero," o leedor de noticias, López Dóriga. Aunque de su propia cosecha el televiso le remueve gustosamente la herida a Carlos Salinas.

Cuando López Dóriga llegó al programa "Noticiero" que un día popularizó Zabludowsky como "24 Horas," prometió que el no sería "lector de noticias." Pero nadie en México se creé que fue idea suya pasar al aire la tremenda conversación grabada a los Salinas.

Queriendo o no, López Dóriga tuvo que leer la noticia que le pusieron frente a sus ojos, y no podía negarse a ello pues es pleito entre jugadores de ligas mayores en política. Por eso López Dóriga quedó atorado enmedio. Falta ver qué repercusiones futuras tiene esto en su vida profesional. Este televiso es otro ejemplo de alguien a quite ya le andaba por conducir el noticiero, y esta noticia de los Salinas puede haberle arruinado su futuro y perder hasta lo que ya tenia ganado anteriormente: "No hay que desear lo que no se tiene......"

Pero cuando hay mala suerte y poco cerebro, lo peor, lo impensable pasa. Se pierde el control sobre la dirección de los eventos.

Y el control de la situación es lo que también perdieron los Salinas. Aunque si hoy son víctimas, no olvidar que cuando ellos tuvieron el poder de la Presidencia no fueron precisamente hermanitos de la caridad. Ay, por los incautos. Si tan sólo CSG hubiera tenido los asesores correctos, sabría que todo puede esperarse de Zedillo y que su futuro corría peligro desde el momento en que su sexenio llegó al final. Raúl fue prácticamente secuestrado y recluido en Almoloya porque CSG no tiene la estrategia, ni la inteligencia, ni la violencia mental necesaria para ganarle un pulso a Zedillo.

Si CSG (o cualquier lector) me lo hubiera preguntado, aún sin haber yo visto jamás a Zedillo pero utilizando los principios del "tercer ojo" militar de la estrategia china, le habría dicho en cinco segundos exactamente lo que le esperaba al roedor atómico a manos de su sucesor. Porque Zedillo tiene exactamente el mismo alto nivel de capacidad asesina que tiene LEA, el carnicero principal del 2 de Octubre-68. Pero el poder detrás del trono mexicano decidió que fuera Zedillo el sucesor de Colosio, y CSG tuvo que someterse a la orden, aunque a nosotros nos dice que dizque el "lo escogió."

(Y utilizando el mismo método del "tercer ojo" militar y sin necesidad de efectuar falibles exámenes sicológicos, ni necesidad de ver por más de cinco segundos a Fox, puedo decirle a usted, por ejemplo, que el presidente electo no tiene el nivel de violencia que se cargan Echeverría y Zedillo. [Aunque cuándo llegue el momento de matar indios los mandará eliminar tan obediente como cualquier otro ladino-judío priísta.] Y si Fox tiene un nivel intelectual mucho más alto que el de LEA y Zedillo, su problema es que tiende a engañar. En otra palabras, Fox es un mentiroso diplomado. De manera que ya sabemos lo que nos espera a los ciudadanos con Fox, y lo que les espera a sus colaboradores y amigos.)

En todo caso, si CSG amenazaba apenas hace meses que Zedillo necesitaría abogados para enfrentar la persecución de los Salinas, hoy le salió el tiro por atrás. Todo porque el calvo enanín le perdió el ritmo al tango y la regó adelantándose inesperadamente y enseñando sus intenciones persecutorias frente a un rival mucho más listo que el. Le pisó los callos a su pareja, nada menos que a Zedillo, el coordinador de la campaña de Colosio cuando lo asesinaron. Con eso ésta dicho todo.

Porque el descalabro de la grabación en Almoloyita entre Raúl y Adriana es consecuencia indirecta del librote que Carlos escribió para justificar sus propios crimenes pegándole a Zedillo. No entendió que los últimos días de la Presidencia actual no es el momento más oportuno para jalarle los pelos más chiquitos a Zedillo. Por eso dicen en China, "Cuando el hombre aprendió a escribir, los dioses lloraron." Y los Salinas también lloran hoy al pensar que maldita sea la hora que CSG escribió el pinche libro que les atrajo ya las peores desgracias.

Porque le podría pasar a Carlos lo que a Sukarno en Indonesia. Gracias todo eso, repito, a sus pésimos "asesores."

Así que a correr, peloncito, porque si te agarra Zedillo te despanzurrará. Nadie te enseñó que la inteligencia superior del oponente es como la llama de fuego: es una de las cosas más suaves al tacto que existen, pero es capaz de destruir bosques enteros. Tu, en cambio, quisiste actuar con la dureza de la roca, pero ése es el camino más seguro para que un mandatario pierda popularidad, pues habrá muchos ofendidos esperando el primer tropiezo para caerte encima. Y ya te cayeron.

Por su parte, Zedillo haría bien en poner sus propias barbas a remojar, pues dicen que su hermanito y otros familiares están metidos en negocios ilícitos, costumbre ancestral de los ladinos en el trono. Y el asunto del genocidio de indios y desaparición de personas pudiera un día brincar donde menos se lo esperen Zedillo y sus generalotes verdes que llevaron a cabo tales matanzas autorizadas desde Los Pinos. Si Fox le prometió impunidad a Zedillo, más vale que le haya firmado un papel, porque si el pacto fue verbal, de seguro Fox lo va a repudiar. En México, ya nadie está a salvo de sus propios hermanos étnicos y Zedillo y sus generalotes pudieran acabar frente a un juez en algún tribunal internacional.

Volvemos pues al asunto de los asesores incapaces en la Presidencia y de la falta de conocimiento para calcular la naturaleza de las personas adecuadamente. (Por eso mesmo hay tanto policía criminal en México, porque los estudios sicológicos de personalidad que les hacen no son efectivos, pues solamente el "tercer ojo" puede señalar en segundos las verdaderas intenciones de la gente.)

Futuro similar o peor le espera también a Fox.

Ciertamente cada presidente mexicano se siente el Gran Caca durante sus seis años de reinado indiscutible, tiempo en el que se dedican a robar y a exterminar indios alegremente. Pero hoy día el botín ya no es tan promisorio para los ladinos debido a los rituales chinos. Rituales que una vez en marcha cambian cualquier situación sin que los afectados puedan hacer nada para impedirlo. Son la contraparte metafísica del virus del Sida. Contra ellos no valen ni ejércitos, ni armas, ni posgrados en universidades extranjeras. Mucho menos saber inglés como Gurría, Zedillo y Fox.

Ya los vemos. Presumían políticos y gobernantes ladinos de que los rituales chinos son supersticiones, y que aún si fueran reales los curas los neutralizarían y los protegerían de sus efectos, y mire nomás donde andan ahorita: Azuzados por la codicia, se atacan a muerte con rituales de todas marcas y queriéndose tragar vivos los unos a los otros dándose en la cabeza con los rituales ellos solitos.

Yo le calculaba una década para que los ladinos empezaran su guerra civil metafísica particular, y los canijos mejoraron todas las expectativas y ya están plenamente metidos en ella. Y se llevarán entre las patas a sus propios empresarios, banqueros, industriales y militares cómplices. Y a sus fortunas.

┐Ya ve usted por qué en China eran sumariamente detenidos quiénes fueran sorprendidos haciendo rituales taoístas para influenciar la marcha del país, y por qué esos rituales fueron prohibidos allí desde hace siglos? Hasta la fecha en China estos rituales están prohibidos para el público. Precisamente por eso no hay antecedentes en Occidente de la peligrosidad de los rituales taoístas. Nomás vea la chinga que les arrimaron en China a los de la secta esotérica Fa Lun cuando sus miembros quisieron entrarle públicamente a los rituales budistas para cambiar al gobierno.

En los últimos cuatro siglos México es el primer país fuera de China en que los ciudadanos efectúan libremente rituales taoístas para mejorar ellos mismos la marcha del país.

Pero parte por su ignorancia genética, y parte por su falta de inteligencia política para analizar correctamente los eventos extraños en el país, los ladinos mexicanos en el poder se apendejaron y dejaron que la práctica de los rituales taoístas se extendiera peligrosamente. Y es que nadie les había advertido sobre la metafísica a los ladinos-judíos-criollos, quienes sólo saben lo que les dicen otros. Ellos solos no tienen la capacidad mental para discernir. Están pendejos, pues.

Ahora, cual invisible y letal tormenta que se cierne sobre el poder dictatorial mexicano, no hay quién detenga el poder de los rituales y destruirán totalmente ese nido de gachupines-judíos. Esto un problema metafísico sin remedio. Eso se buscaron los ladinos, eso se merecen. Ellos decidieron con su pasividad su propia destrucción, y ahora ellos mismos están aplicándose el castigo. Quedó tan salado este gobierno, que nada les sale a derechas, ni aquí ni en el extranjero. Ni les saldrá.

Pero hay gente que niega hasta lo que ve con sus propios ojos. Porque con todo y lo que está pasando, todavía habrá algún "pragmático" ladino por ahí que crea que los rituales taoístas son supercherías.

Háganle caso. Después me platican cómo les fue al final.


* Master, Estrategia Militar China

E-mail: visionpf@direct.ca


left arrow.gif - 83 Bytes  Col #102 up arrow.gif - 83 Bytes   Home up arrow.gif - 83 Bytes Columnas right arrow.gif - 83 BytesCol #104 

 

Copyright © 2000, Francisco J. Vargas